AICEC Agencia para el intercambio cultural y social con Cuba

Porqué Cuba

Es la isla más grande del Caribe y goza de una ubicación estratégica en la entrada del Golfo de México, en el Mar Caribe. Limita al norte con Estados Unidos (Key West) a 150 km y con el Commonwealth de las Bahamas a 21 km de distancia; al sur limita con Jamaica a 140 km; al este con la República de Haití a 77 km y al oeste con México, a 210 kilómetros.

Nombre oficial: República de Cuba

Territorio: 110.860 km2

Capital: La Habana

Idioma oficial: Español

Zona horaria: GMT -5

Las grandes ciudades: La Habana, Santiago de Cuba, Cienfuegos, Camagüey y Santa Clara.

Ubicación: Cuba es un archipiélago formado por la isla de Cuba con una superficie de 107.464,74 km2, la Isla de la Juventud 2.419,27 km2 y cerca de 4.200 islas e islotes adyacentes.  

Moneda Oficial: La moneda oficial es el peso cubano (CUP). Existe también el peso convertible (CUC) para el pago de bienes y servicios que se ofrecen en esa moneda dentro del territorio nacional. Actualmente el país está trabajando en la unificación y en el cambio de la moneda. El mismo será gradual tanto en el sector  público y privado.

Forma de Gobierno: La soberanía de la República de Cuba reside en el pueblo, que a su vez otorga poder al Estado. Ese poder es ejercido directamente o por medio de la Asamblea Nacional del Poder Popular – el órgano supremo del poder del Estado, que representa y expresa la voluntad soberana de todas las personas- .

Economía: En Cuba rige el sistema de economía planificada centralizada basada en la propiedad socialista de los medios de producción.

 “¿Por qué Usted debería invertir en Cuba?”  

En 1995 el gobierno promulgó una nueva ley que regula la inversión extranjera en la isla (Ley N° 77), esto da lugar a un ajuste de las regulaciones cubanas con las regulaciones internacionales y por lo tanto interviene en la protección y seguridad de las inversiones, en la distribución de dividendos, en la posibilidad de importar y exportar libremente las mercancías. El pasado 29 de marzo de 2014, el Parlamento cubano, en sesión extraordinaria, aprobó la nueva Ley de Inversión Extranjera n. 118. La nueva ley se inspiró en la 77/95, innovando en varios aspectos y haciendo un esfuerzo particularmente  para facilitar la inversión de capital extranjero en Cuba.

La ley fue publicada en la Gaceta Oficial de Cuba el 16 de abril. En noviembre de 1998 se aprobó por unanimidad, la entrada de Cuba en la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI), lo que favorece la introducción hacia un mercado común en América Latina. Actualmente Cuba ha firmado acuerdos preferenciales con cada uno de los miembros de la ALADI (Argentina, Chile, México, Venezuela, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay).

A principios de 1999 había alrededor de 350 asociaciones económicas con capital extranjero, desarrollado aún más en los siguientes sectores:  minería, investigación, extracción de petróleo, turismo, industria (luz, alimentos y siderurgia) y telecomunicaciones. El capital presente actualmente en Cuba proviene desde más de 40 países, los principales inversores extranjeros son: Canadá, España, Italia, Inglaterra, Alemania y Francia. Alrededor del 50% de los proyectos de la Unión Europea. En el año 1996 se aprobó el Decreto Ley 165, que regula el establecimiento y la regulación de las zonas francas y de los parques industriales en Cuba, en cumplimiento de las normas internacionales y con el objetivo de promover el desarrollo  de las nuevas capacidades productivas orientadas a la exportación.

Cuba tiene 11 millones de habitantes y un PIB de sólo $ 68.000 millones (datos del Banco Mundial), produce poco y es altamente dependiente de las importaciones. El país tiene hoy una muy fuerte necesidad de inversión en todos los niveles: infraestructura, industria manufacturera y turismo. Un problema que se suma a la falta de recursos es, además, que en los últimos años se ha perdido la ayuda del Gobierno Venezolano.

Actualmente hay tres zonas francas del país: Berroa, Wajay y Mariel, donde hay aproximadamente 230 operadores extranjeros.

Además de los beneficios legales que ofrece el país, hay que destacar las siguientes ventajas de Cuba:

• disponibilidad de mano de obra calificada capaz de asimilar, en el corto plazo, las nuevas tecnologías,

• una infraestructura adecuada que tiene el 95% de la electrificación del territorio,

• la estabilidad social,

• clima de seguridad que se ofrece a personal extranjero,

• la perspectiva de la integración de Cuba a la región del Caribe,

• su ubicación geográfica estratégica y comercial en el centro de un mercado en expansión,

• la firma de acuerdos para la Promoción y Protección Recíproca de Inversiones con 36 países y un acuerdo para evitar la doble imposición existentes con diferentes países y también con Italia.

En relación a los objetivos económicos del país, se identifica como una prioridad para la inversión extranjera el turismo, especialmente para la construcción de nuevos hoteles y centros extrahoteleros (campos de golf, parques de atracciones, puertos deportivos, etc.). En el actividad marítima se requiere el financiamento para promover instalaciones, mejorar y modernizar las embarcaciones, mejorar la calidad de la vida a bordo, desarrollar las diversas estructuras náuticas – tales como Cayo Largo del Sur, Isla de la Juventud -, así como el acceso a las tecnologías más moderna, sobre todo para los servicios de reparación de buques. Además se abrir nuevos atracaderos e instalaciones de amarre.

Hubo un creciente interés de los inversores respecto a las inversiones de bienes raíces, destinados a la vivienda para los no residentes, que viven de forma permanente en Cuba. También se ofrece una amplia gama de oportunidades de inversión en diferentes sectores de la economía, sobre todo para las empresas pequeñas y medianas que cumplan con el mercado cubano.

Entre esta gama de proyectos, podemos mencionar: Agricultura, Industria Básica, Siderurgia e Industria Electrónica, Industria Pesquera, Industria Ligera, Industria Médica y Farmacéutica, Industria de Materiales de Construcción, Industria de Alimentos, Transporte, Comunicaciones, Hidráulica, Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

Esta selección de los proyectos prioritarios para la inversión extranjera, no excluye que usted puede evaluar otras iniciativas de inversión. En los últimos años se han realizado inversiones de empresas cubanas en el extranjero en los sectores donde se pueden encontrar mayores ventajas competitivas, como por ejemplo en la industria médica y farmacéutica, en la industria de la biotecnología, en la industria edilicia, en la producción de software, en la industria del deporte, etc. La China es uno de los socios principales de Cuba después de Venezuela y sus relaciones con la isla se incrementaron en un 25% a partir del 2012 (cerca de 2 millones de dólares al año). De hecho, el proyecto Mariel está demostrando ser una medida económica excelente y muy eficaz si se sigue escrupulosamente volviéndose una “mina de oro auténtico” para el país.

La nueva Zona Especial de Desarrollo Mariel (costará 900 millones de dólares), tiene como objetivo principal atraer el capital extranjero y fortalecer la industria nacional. La construcción en sí era gracias a la cooperación con los países extranjeros, especialmente con Brasil. Así lo demuestra la colaboración entre las empresas del Estado cubano y la Compañía de Obras e Infraestructuras de Brasil (filial de la gran multinacional Odebrecht). El área de interés tiene una superficie de 465 km2 y se construirá en un zona geográfica estratégica (cerca del Canal de Panamá: es el puerto más cercano a los EE.UU.) capaz de recibir los buques más grandes del mundo, así como también de establecer una base de operaciones para la exploración de petróleo y producción de la industria ligera en alta mar. Tendrá también una red ferroviaria conectada a la carretera, con el fin de facilitar la circulación de mercancías. El trabajo realizado, emplea a más de 2.000 trabajadores y pronto surgirán en la zona escuelas y centros de salud. Por otra parte, existen muchas oportunidades de inversión, principalmente en la energía renovable, la industria biofarmacéutica y el turismo.

Más tarde la obra alcanzará una superficie de mayor extensión (128 hectáreas, con 2.400 metros de muelle y hasta 3 millones de container al año) añorando por el desarrollo de un verdadero sistema de las relaciones comerciales en el Caribe y con puertos como Cartagena (Colombia) y Veracruz (México). Un proyecto, en definitiva, que podrá hacer “temblar hasta las rodillas de los EE.UU”.